Siete pueblos preciosos a menos de dos horas de Madrid

¿Llevas años viviendo en Madrid y piensas que ya conoces todo lo interesante que hay a su alrededor? Sin duda, visitas obligatorias para escaparte de Madrid a solo unos minutos en coche son lugares como El Escorial, Segovia, Aranjuez o Toledo… Pero si ya has estado varias veces y quieres conocer alternativas apasionantes, ¡este artículo es para ti!
Hoy te proponemos una selección de pueblos con encanto que están a sólo 2 horas de Madrid en coche, en la propia provincia madrileña o en las de Guadalajara, Cuenca, Segovia o Toledo. A algunos de ellos incluso se puede llegar en tren y/o se pueden combinar con una caminata por un parque natural cercano. ¡Planes ideales para ocupar todo tu sábado o un fin de semana entero!

Sigüenza, una de las ciudades más antiguas de España

Ubicada en la provincia de Guadalajara, Sigüenza ha sido desde su origen una ciudad estratégica por su posición geográfica, y su arquitectura lleva la huella de sus múltiples pobladores, ya fueran romanos, visigodos o musulmanes. Te aconsejamos visitar su catedral cisterciense, el Castillo junto al Parador (donde puedes también comer), el convento de las ursulinas, la casa del Doncel o, simplemente, dejarte alumbrar por la variedad y diversidad arquitectónica de los edificios del casco histórico.
Se puede llegar a Sigüenza en tren en apenas una hora y media (unos pocos minutos más si prefieres ir en coche). Bonus: si te gusta la naturaleza, puedes combinar la visita a Sigüenza con una caminata por el Parque Natural Barranco del Río Dulce.

Chinchón, pueblo pintoresco a una hora de Madrid

Considerado como uno de los pueblos más bonitos de la Comunidad de Madrid, Chinchón ha sido declarado Conjunto histórico-artístico en 1974. Es famosísimo por su Plaza Mayor, reconocible por sus arcos de madera verde y en la que se han rodado películas de Orson Welles, Henry Hathaway, Wes Anderson o Cantinflas, entre otros. Sin embargo, el encanto de Chinchón no se reduce a su plaza principal: te aconsejamos perderte entre sus calles estrechas, visitar el Castillo de los Condes y la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, que alberga una joya artística firmada por Goya. También puedes enriquecer tu visita con un tour guiado, que es siempre una muy buena oportunidad para conocer la historia, monumentos y secretos de una ciudad que queda a apenas una hora de Madrid.

Peñaranda de Duero, para amantes de la Edad Media y del Renacimiento

Ubicado en la provincia de Burgos y con menos de 600 habitantes, Peñaranda de Duero es un destino ideal para cualquier amante de la arquitectura medieval y renacentista. El paseo por sí solo vale la pena, pero te aconsejamos dedicar tiempo a la visita del Castillo y al palacio de Avellaneda. Peñaranda del Duero también alberga una de las farmacias más antiguas de España, ahora también museo.
Peñaranda de Duero queda a justo dos horas de Madrid en coche. Te sugerimos combinar la visita del pueblo con la de alguna bodega de Ribera de Duero o con un paseo por el Parque natural Hoces del Río Riaza (si eres más deportista o con ganas de aire puro).

Roblelacasa, un pueblo para descubrir la arquitectura negra de Guadalajara

Se dice que Roblelacasa es un pueblo que se construyó al revés. ¿Sabes por qué? Porque al igual que muchos pueblos que se dicen de «arquitectura negra«, Roblelacasa fue construida en función de las necesidades de la época; es decir, dándole primero techo a personas y animales antes que fijando un trazado urbanístico propiamente. Probablemente sea este caos urbanístico lo que le da encanto y carácter a este pueblo. Actualmente muchas de sus casas, construidas con materiales humildes y no muy resistentes, se encuentran en estado de restauración.
La mejor forma de disfrutar de esta arquitectura inédita es hacer una ruta de pueblos negros, bastante cercanos entre sí: aquí te dejamos un sitio donde encontrarás toda la información necesaria para preparar un recorrido conforme a tus gustos.

Sepúlveda, un pueblo para todos los gustos

Si no sabías si elegir una escapada gastronómica, cultural, de naturaleza o de historia, Sepúlveda está hecho para ti. Ubicado en la provincia de Segovia, a una hora y media en coche de Madrid, es un pueblo medieval enclavado en el cruce de los ríos Caslilla y Duratón. Al igual que en Sigüenza, muchos de sus pobladores dejaron huellas: por ejemplo, el puente Talcano, heredero de la época romana, o los arcos de la antigua Judería del siglo XII y la Puerta de Azogue, de la época de Al-Andalus. También te aconsejamos subir al mirador de Zuloaga, que ofrece una vista asombrosa al pueblo de Sepúlveda. Otra razón por la que una escapada a Sepúlveda vale la pena es su posición geográfica, que la ubica entre parques y zonas verdes increíbles, como la Senda de los Dos Ríos o el Parque Natural Hoces del Río Duratón.

Foto de Bekia Viajes

Buitrago de Lozoya, tu escapada rural perfecta a una hora de Madrid

Seguramente una de nuestras escapadas preferidas, a apenas una hora de Madrid. Lo que diferencia este pueblo de muchos otros es su increíble fotogenia: Buitrago está rodeada por montes y por el río Lozoya, como si fuera su muralla natural. Declarado Bien de Interés Cultural en 1993, la villa cuenta con edificios de gran valor arquitectónico, histórico y/o artístico, como el Castillo del siglo XV, el Museo Picasso (nutrido por las obras que el artista regaló a su peluquero, Eugenio Arias), las murallas (alta y baja), el jardín medieval Parque de la Villa y el mirador, a 20 minutos caminando. Puedes combinar la visita haciendo senderismo en los alrededores del pueblo o irte a otro pueblo, a solo media hora, igual de encantador: Rascafría.

Manzanares el Real, turismo cultural y senderismo

Nuestra última recomendación es una pequeña localidad de 8500 habitantes, al pie de la Sierra de Guadarrama (lo que te permitirá combinar una encantadora visita al pueblo con una caminata en plena naturaleza). Manzanares el Real está ubicado a 50 minutos de Madrid y destaca por su famoso castillo, el Castillo de los Mendoza, que domina la ciudad. Es una joya de la arquitectura medieval del Reino de Castilla, de las mejor conservadas de toda España. Aparte del Castillo, también podrás hacer una caminata hacia el embalse y muchas otras rutas de senderismo.

¿Cuál de estos pueblo te ha llamado más la atención? ¿Ya habías visitado alguno? ¡Cuéntanos!