Platos típicos del País Vasco: Un destino gourmet

Clavado entre el mar cantábrico y las montañas del Pirineo, el País Vasco posee una de las gastronomías más variadas de España, lo que lo convierte en un destino idóneo para los adeptos a la alta cocina. Por cierto, ¿sabías que se trata de la región española con mayor concentración de restaurantes con estrellas Michelin? Su situación geográfica singular ha favorecido una identidad culinaria fuerte y vanguardista, nutrida por materias primas de una calidad insuperable: El pimiento de Espelette, el txakoli vizcaíno, los quesos Idiazabal y Aztay Gazta (reconocidos como unos de los mejores del mundo) o el cerdo de caserío, entre otros, dan buena cuenta de ello.
Aunque seguramente ya has probado algunos de sus pintxos tradicionales, hoy te traemos una selección de nuestros platos vascos favoritos con sus respectivas recetas, para que las puedas hacer desde tu casa. Y, por qué no, para animarte a echar una escapada gastronómica a esta maravillosa tierra.

El pastel vasco, un clásico declinable al infinito

Un pastel cuyos orígenes remontan al siglo XVIII, pero que sigue alimentando polémicas sobre su verdadera versión: ¿Hay que echarle relleno de cereza o no?
Te contamos un poco la historia: al principio no se llamaba «pastel vasco» sino «bistochak» (lo que suena un poco más euskera). Es un pastel oriundo de una ciudad francesa llamada Cambo-les-bains, no muy lejos de Biarritz y de San Juan de Luz. En aquella época se le echaba cualquier fruta roja de temporada (higo, cereza, mora) y se comía durante las grandes ocasiones y las misas de domingo; son los marineros que pasaban por la zona los que empezaron a llamarlo pastel vasco, a partir del siglo XIX. Con el tiempo, este postre con masa quebrada a base de crema pastelera y de frutos rojos, se convirtiría en un clásico de la repostería vasca.
Si te apetece probarlo, te dejamos dos recetas: Una sólo con crema pastelera y otra más parecida a la original, con mermelada de cerezas.

La axoa de ternera, para los amantes de la carne

Un plato fácil de hacer, pero original y con productos de carácter. La axoa es un plato de Labourd (Pirineos franceses) que antiguamente se comía durante las ferias. Se trata de una paleta de ternera cortada con cubitos, a la que se añade pimiento de Espelette, pimientos dulces, ajo, chorizo y, si lo deseas, jamón de Bayona. Por si no tenías idea de qué cocinar para tus comensales… aquí te dejamos la receta.

El Sagardoa, típica sidra vasca

Entre las numerosas bebidas típicas del País Vasco, aquí va nuestra preferida: la sidra de origen euskal Sagardoa. Es una bebida idónea para todo tipo de encuentros, ya sea para un picnic o para un aperitivo, con una tasa de alcohol relativamente baja (5%). Se trata de una sidra de gran calidad, muy dulce, elaborada con manzanas autóctonas. Te recomendamos probarla y, si te interesa, existen también rutas de la sidra que incluyen catas, visitas a las bodegas y almuerzos.

Chipirones en su tinta

Seguramente ya te has topado con chipirones en lata en el supermercado, pero ¿sabías que se trata de una especialidad vasca?
Al parecer, este plato fue inventado por mera casualidad. Aunque no se disponen de datos seguros, la leyenda cuenta que a alguien se le olvidó limpiar la sepia de los calamares antes de poner los calamares a la sartén, y salió una salsa tan negra que no pudo resistir la tentación de probarla.
Si quieres sorprender a tus amigos con un plato elegante, de temporada y saludable, ¡aquí va la receta!

Bacalao a la vizcaína

Otro clásico: el bacalao a la vizcaína. La historia de esta receta esta muy ligada a la de los intercambios culinarios entre España y América. En 1835, un maldito error de cálculo llevó al importador de bacalao, Simón Gurtubay Zubero, a pedir a sus proveedores mexicanos 1.000.120 filetes de bacalao en vez de 120, por lo que este pescado se convirtió muy rápidamente en un producto básico entre la comunidad de Vizcaya. Desbordados por tal cantidad de bacalao, los imaginativos vizcaínos idearon nuevas recetas que lo acabarían convirtiendo en uno de sus productos estrella. Este plato lleva una salsa riquísima con pimientos, aceitunas, chile verde y pan bolla. ¡Aquí va la receta!

Goxua, otra maravilla de postre

Acabamos como empezamos… con repostería y con este tremendo, aunque sencillísimo, postre: el goxua. De hecho, en euskera significa «rico, dulce». Se trata de un postre típico de Vitoria, compuesto por nata montada, un bizcocho genovés emborrachado con almíbar de ron y una crema caramelizada por encima. Se suele servir en pequeñas cazuelas de barro, pero también puedes optar por vasitos transparentes. Aquí te dejamos la receta.

¿Cuál de estos platos te apetece más? ¿Para cuándo tu próxima escapada al Norte para probarlos? ¡Cuéntanos!